Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


36 años de prisión. Es el castigo que pide la Fiscalía para Mohamed Rachid S., el marroquí acusado de perpetrar siete violentos atracos a punta de navaja en las pasadas Navidades y herir de gravedad a una de las víctimas. Mientras tanto, la defensa del presunto autor de los hechos reclama al juez instructor la práctica de más pruebas para demostrar su inocencia.

El magistrado Fernando Moral, titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Jaén, da por concluida la investigación de unos hechos que generaron una enorme alarma social hace un mes. En tiempo récord —apenas 35 días desde que Mohamed Rachid S. fuera detenido— su señoría ha dictado el auto por el que se ordena la apertura de juicio oral. Para el juez, hay más que indicios suficientes como para que este hombre, de origen marroquí, pero afincado en la capital desde hace años, se siente en el banquillo de los acusados. Siete víctimas lo han identificado, “sin duda alguna”, como la persona que las atracó de forma violenta en las pasadas Navidades.

Apoyada en ese pleno y unánime reconocimiento, la Fiscalía ya ha presentado cargos contra el presunto autor de los hechos, encarcelado de forma preventiva por esta causa desde el pasado 10 de enero. El Ministerio Público solicita una condena total de 36 años de prisión, si bien, en la práctica, Mohamed Rachid S. no cumpliría más de 15. La fiscal María Jesús Lopezosa, que firma el escrito de acusación provisional, realiza un relato de hechos en el que refleja la ferocidad que, presuntamente, empleó el acusado en sus atracos.

Relata cómo a una de las víctimas, a la que abordó en la Ronda de la Misericordia en la mañana del día de Reyes, le puso un arma en el cuello para quitarle el bolso. La mujer se resistió y comenzó un forcejeo. El fiscal explica que Mohamed Rachid S. le clavó “en dos ocasiones” la navaja en el pecho. Tuvo que ser operada de urgencia y estuvo dos días hospitalizada.   Ese mismo día, presuntamente, a otra mujer llegó a meterle el arma en la boca para amedrentarla y conseguir que le entregara su teléfono móvil. Fue también el 6 de enero, en la calle San Bartolomé. La perjudicada sufrió un corte en la lengua. Fue su último robo. Dos días después, la Policía lo detuvo en su propia casa.

Para entonces, su ficha policial, que incluye una imagen, ya se había filtrado a las redes sociales con el siguiente mensaje: “Este tío está atracando en Jaén a punta de navaja y ya ha pinchado a varias de ellas”. Es el principal argumento al que se agarra la familia y la defensa de Rachid para tratar de demostrar su inocencia. Sostienen que la identificación fotográfica que realizaron las víctimas “está viciada”. Veinte días después del arresto, todos los perjudicados acudieron a la Comisaría para participar en una rueda de reconocimiento. Todos, sin excepción y de forma unánime, señalaron a Mohamed Rachid S. como el atracador. Fue la prueba de cargo que sirvió a su señoría para dar por cerrada la instrucción de la causa e iniciar el proceso para celebrar el juicio. El abogado del presunto autor de los hechos, Javier Pulido, mantiene que esa rueda de reconocimiento también estaba “contaminada”. Se hizo cuando la imagen de su cliente había salido en diversos medios de comunicación.

Además, el letrado asegura, en un escrito presentado al Juzgado, que no ha podido presentar pruebas de descargo debido a que el magistrado se ha dado mucha prisa en “echar el cerrojazo” al caso. “Se ha conculcado el derecho de defensa”, añade.

Nuevas pruebas. Al respecto, hay dos diligencias que Javier Pulido considera importantes. La primera es que algunos de los teléfonos móviles sustraídos fueron entregados en la Comisaría por otro ciudadano marroquí, que dijo haberlos adquirido a otro compatriota. “Esa línea de investigación no se ha agotado”, sostiene el letrado. También, pide que se incorporen las grabaciones de las cámaras de seguridad de algunos de los cajeros a los que fueron llevadas algunas de las víctimas. Y, por último, solicita que se tome declaración a la esposa de Mohamed Rachid S., quien asegura que su marido estaba con ella en casa cuando se perpetraron algunos de los robos. “Si no se admiten estas diligencias, vamos a pedir que se anule todo el caso”, explica el abogado en su escrito. 

Fuente: diariojaen.es

About YoArnold83

Nacido en Jaén y criado en Pegalajar, amante de la naturaleza, el deporte, la tecnología...
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment