Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


La campaña de recogida de la aceituna se alarga. Con el sol, las cuadrillas vuelven al campo mientras que supervisan si la maquinaria puede “pisar ya” después del barro que ha creado las últimas lluvias. Si hay tajos, Jaén tiene menos parados. Y eso que fue la provincia con mayor incremento del desempleo en el último mes.

Jaén tiene 57.400 demandantes de un puesto de trabajo en el registro oficial del Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE). Si se compara con los que había el mes pasado son muchos. De hecho, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social indica que esta tierra es la única que ha aumentado su porcentaje de desempleados por encima del 5% —como muestra el gráfico de la página 3—. En cambio, si se compara con los que había antes de que se comenzara a cosechar aceitunas, son pocos. Por eso, Jaén se lleva ya un golpe, pero amortiguado. La lluvia hace que todavía queden muchos aceituneros en el campo y esto hace que el dato de febrero no sea tan duro. No hace falta coger una “bola de cristal” para saber que en marzo será mucho peor.

La lluvia beneficia al olivar y a la propia estadística. La gente que salió de la lista del SPEE en noviembre y diciembre todavía no ha vuelto a ella, pese a que muchos están condenados a regresar. En cambio, no hace tanto bien a los jornaleros porque, si llueve, se quedan en casa. Y no cobran. No están en el paro, pero tampoco tienen faena. Pasan el tiempo en casa sentados y “enmascaran” la estadística oficial. Jaén cuenta con 57.400 demandantes de empleo. El crecimiento respecto al mes anterior es del 5,12%, lo que se traduce en un aumento de 2.797 personas en los 28 días de febrero. Si se mira al año pasado —en el que no hubo casi jornales y la tempestad económica era más grave—, la cosa estaba bastante peor. Entonces, existían 15.015 desempleados más de los que hay ahora. No obstante, tampoco hace falta echar la vista tan atrás. Solo con mirar a octubre se con claridad lo que ocurre ahora. Ese mes, el SPEE contabilizaba 69.674 personas en paro. Ahora existen 57.400 y no ha pasado nada extraordinario. Solo que los olivareros están en plena recolección de la aceituna. Jaén se despierta del sueño del empleo que le otorga, cada año, su campaña agraria. Precisamente, los días de lluvia de enero y febrero hacen que lo haga más despacio.

Contratación. La afiliación a la Seguridad Social —trabajadores en activo o personas que cobran prestaciones— ha bajado. Conforme se desarman las cuadrillas, se dan de baja a los aceituneros. Concretamente, Jaén cuenta con 9.000 afiliados menos que hace un mes. Sorprende la variación tan brusca de 2.797 parados más, pero 9.000 cotizantes menos, pero se entiende desde el punto de vista de que muchos aceituneros han dejado de trabajar pero aún no han vuelto a las oficinas del SAE para darse de alta otra vez como “desempleado oficial”.

De todas formas, tampoco se ha de mirar el vaso “medio vacío” porque la situación es algo mejor que el año pasado. Solo hay que tener presente que, ahora, trabajan 249.487 personas. No son todas las que harían falta para ver el horizonte bastante más despejado, aunque supone 34.512 más que hace un año. Lo único malo es que marzo se espera peor porque la contratación se sostiene gracias al sector agrario y no se prevé un tirón en otros segmentos.

Fuente: diariojaen.es

About YoArnold83

Nacido en Jaén y criado en Pegalajar, amante de la naturaleza, el deporte, la tecnología...
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment