Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


Más de 50 litros por metro cuadrado. Es la cantidad de lluvia que cayó en puntos de la provincia como, por ejemplo, Cazorla. Una muestra clara de que el “veranillo” de octubre la provincia y de que el otoño se apodera del mar de olivo camuflado de invierno.

Y es que aunque la Aemet advirtió del descenso brusco de las temperaturas para esta semana, el frente de lluvia y frío pilló a más de uno por sorpresa. Un pequeño temporal que se saldó con una quincena de incidencias por anegaciones, la mayoría en Andújar. Además, en municipios como Linares y Villacarrillo, llegó a granizar.

Los conductores tuvieron que agudizar, al máximo, sus reflejos porque las salidas de vía estuvieron al orden del día. Las intensas precipitaciones de la madrugada causaron, por ejemplo, que un joven de Mengíbar, que circulaba por una carretera secundaria, se precipitará con su coche hasta el cauce del río Guadalquivir. El conductor no resultó herido, pero un grúa tuvo que desplazarse hasta el lugar para poder sacar el todoterreno del fango.

El suelo deslizante también jugó una mala pasada al conductor de un camión que circulaba por la autovía A-4. En el kilómetro 277, entre Carboneros y Aldea de los Ríos, el trailer, procedente de Osuna (Sevilla) y cargado con veintidós toneladas de encurtidos envasados en frascos de cristal, se salió de la vía, sin llegar a volcar, pero sí arrasó la bionda de la calzada y esparció su carga por la carretera, que provocó el corte de carril izquierdo. Ya desde primera hora de la mañana, la Dirección General de Tráfico pedía precaución en la A-44 y la A-4 por circulación condicionada debido lluvia y pavimento deslizante. Finalmente, en la carretera N-432, a la altura de Alcalá la Real, se produjo otra salida de vía, pero sin heridos. En Martos, en el A-316, también se alertó de anegación de la calzada.

Pero no solo la red de carreteras provincial sufrió los efectos del frente. El Servicio de Emergencias 112 contabilizó una quincena de incidencias, la mayor parte en Andújar, Linares, Bailén. Solo en el primer municipio se realizaron llamadas por la anegación de cuatro viviendas y de dos calles. En Linares también entró agua en una casa, en la calle Calerín, mientras que el Bailén se inundó la Avenida Andújar. Finalmente, en Lopera, en la carretera JV-2930 se alertó de una importante acumulación de lodo y troncos.

El causante de todos estos estragos fue un frente que obligó a activar el aviso amarillo en la mayor parte de la provincia, a excepción de la capital, donde se elevó a naranja. Según los datos del SAIH del Guadalquivir, en la zona del Aguascebas se recogieron 53,10 litros por metro cuadrado, en El Tranco 35,80 y en Mogón, 31,40. En lo que va de año hidrológico, se han contabilizado 117 litros por metro cuadrado en Jamilena y 111 en Aguascebas.

Fuente: diariojaen.es

About YoArnold83

Nacido en Jaén y criado en Pegalajar, amante de la naturaleza, el deporte, la tecnología...
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment