Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


Duro golpe para Jaén. El mercado laboral de esta tierra se “ahoga” de nuevo porque la campaña aceitunera, esta vez, le ha insuflado muy poco oxígeno. El campo se ha quedado vacío y los jornaleros han dejado la vara en la cochera y se han visto obligados a coger la carpeta y plantarse en las oficinas públicas de empleo. Aquí siempre se depende mucho de la cosecha, pero ahora la “aceituna” da “de comer” a buena parte de la provincia porque la depresión económica no ha dejado mucho más.

Con poco fruto, casi no hay aceite. Y, consecuentemente, los aceituneros se han borrado de los tajos, que se han convertido en un desierto que no tendrán vida hasta el año que viene. Además, ha circulado muy poco dinero, lo que afecta, de manera indirecta, a todo lo demás. Miles de hombres y mujeres han dejado muy pronto de cobrar los 50 euros al día que da el jornal de la aceituna y eso se siente en bares, restaurantes, cafeterías y comercios. Da igual hacia donde se mire. A Jaén le duele mucho la escasa cosecha. 

El Ministerio de Empleo acaba de publicar las cifras del paro, que vuelven a dejar a esta tierra al borde al “abismo”. Hay 65.468 personas apuntadas en el censo oficial de desempleados. Casi todos proceden de la agricultura, aunque ningún sector ha sido capaz de generar trabajo. Representa un incremento del 14,27%, que es el mayor de todo el país. Ninguna provincia ha sumado tantos desempleados en los últimos 31 días. Aquí hay 8.174 más. Si se tiene en cuenta que existen 77.980 nuevos desempleados en España, está claro que el 10,4% de los nuevos parados del país se han generado en Jaén o, lo que es lo mismo, de cada 10 personas que se quedaron en España sin trabajo, una lo hizo en la tierra del “mar de olivos”. Si se hace este cálculo respecto a Andalucía, aún resulta más desolador. El 29,15% de los nuevos parados de la comunidad están aquí, lo que conlleva que casi 3 de cada 10 personas que se quedaron sin trabajo lo hicieron en la provincia jiennense.

respecto a hace un año. Las cifras del Ministerio de Empleo no son nada buenas. Los más optimistas pueden hallar algún resquicio para el consuelo, pero no mucho más. Jaén cuenta con 10.865 desempleados más que hace un año, aunque a los que les gusta ver el “vaso medio lleno” pueden interpretar que, en febrero de 2014, aún había jornaleros en el campo y ya no los hay, por lo que el pico se da porque la campaña de la aceituna ha acabado a la vez —por escasa—, mientras que la anterior cosecha se recogió hasta la Semana Santa. Por eso, la entrada en el desempleo fue mucho más paulatina. Estos 10.865 parados más constituyen un auge del 19,9%, también es el mayor del país. Además, mientras que todas las provincias bajan su censo de desempleados respecto a hace un año, Jaén lo incrementa. Lo único bueno es que, en marzo de 2014 —cuando se daba por acabada la pasada campaña de recolección—, Jaén tenía 66.176 parados y ahora —también se da por finiquitada— dispone de 65.468. Pero, ¿esto quiere decir que el mercado laboral haya mejorado?. Quizá, habrá que esperar a marzo para ver cómo evoluciona porque la bajada del consumo por la escasez de aceite puede dar una mala sorpresa y tirar del desempleo hacia arriba. Habrá que esperar para resolver la duda.

Si se mira a los cotizantes, la capital y la provincia cuentan con 21.167 afiliados —trabajadores o personas con prestación de desempleo— menos que hace un mes y 36.800 menos si se compara con 2014. También son cifras desalentadoras. Muchos se lamentan de que el auge se debe al fin de la aceituna. Si es así, es lo menos malo porque se esperaba. Habrá que ver la tendencia de los próximos meses.

Fuente: diariojaen.es

About YoArnold83

Nacido en Jaén y criado en Pegalajar, amante de la naturaleza, el deporte, la tecnología...
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment