Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


La investigación jiennense ha vuelto a la primera plana de la información nacional y hasta internacional tras la publicación de un estudio que se ha gestado, en gran medida, en los laboratorios de la Universidad de Jaén (UJA) y que puede suponer un importante paso en la lucha contra el sida.

El equipo dirigido por Antonio Caruz, de la Unidad de Inmunogenética de la institución, publicó en una revista estadounidense especializada los resultados de un proyecto basado en la genética y que deja una puerta abierta para la esperanza en el tratamiento y la protección frente al Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH).

El punto de partida para este estudio era, como sucede muchas veces en la ciencia, dar respuesta a una incógnita que tiene a muchos expertos perplejos: por qué individuos expuestos de manera constante, y que ejercen prácticas consideradas de alto riesgo, no contraen el VIH. Es decir, si existe en sus genes algún tipo de barrera, de inmunidad, que los protege contra este mal.

diferencias. Para intentar desentrañar este misterio, el equipo de Caruz trabajó con dos poblaciones: heroinómanos que comparten jeringuillas, por un lado, y parejas en las que uno de los miembros tiene el virus y el otro no. En ambos casos, los sujetos no se protegen de ningún modo contra la infección y, sin embargo, esta no se produce. ¿Hay algo en sus genes diferente a los de la mayoría de la gente?

“Estudiamos su genética para intentar ver qué particularidades tienen”, explica Caruz. Tras un trabajo de varios años y con varias universidades e institutos españoles y europeos, los resultados de la investigación, publicados en  enero en “Genes & Immunity”, atestiguan que se han detectado dos variantes de genes que son mucho más resistentes frente a la infección del VIH. 

Caruz aclara que el hallazgo, que ha suscitado gran interés, no es definitivo ni concluyente. De hecho, la investigación no ha terminado y queda por ver, además, cómo acoge la comunidad científica estas aportaciones con sello jiennense.

Aunque lo fundamental es que, en el futuro, este descubrimiento sea un arma poderosa en la lucha contra el sida. “Si conocemos los mecanismos, podemos alterar la realidad, modificarla para que no se produzca la infección”, concluye el investigador.

Trabajo con hospitales y varias universidades

El equipo liderado por Antonio Caruz, de la Unidad de Inmunogenética de la UJA, incluye a Rocío Herrero —que realiza ahora experimentos complementarios en el Instituto Pasteur de París— y Francisco Márquez. 
El estudio cuenta con la financiación de la Consejería de Salud, a través de la Fundación Progreso y Salud, y la UJA, que les dio, el año pasado, un proyecto del plan propio de Biomedicina. 

Entre las entidades participantes y colaboradoras están las universidades de Lleida y Milán (Italia) y los hospitales de Valme (Sevilla) y Reina Sofía (Córdoba).

Fuente: diariojaen.es

About YoArnold83

Nacido en Jaén y criado en Pegalajar, amante de la naturaleza, el deporte, la tecnología...
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment