Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


Aún no han cumplido la mayoría de edad y ya han tenido que pisar la Comisaría por haber tenido un tropiezo con la Justicia. Son siete adolescentes, cinco chicos y dos chicas de entre 15 y 17 años. Todos están acusados de formar parte de una banda juvenil especializada en robar móviles y dinero a otros menores. “No dudaban en ejercer la violencia si era necesario”, asegura la Policía Nacional, en la nota oficial en la que se informa de su detención. De momento, se les imputan dos asaltos, si bien se investiga su participación en algunos hechos delictivos más. Todos han quedado en libertad con cargos.

Fuentes de la Comisaría explican que seis de los siete arrestados están internos en un centro de protección de menores. En sus horas libres, suelen reunirse en los jardines existentes junto al aparcamiento de Goya. Una zona conocida como “Las Flores”, en la que tienen su radio de acción y en la que, presuntamente, están dando sus primeros pasos como delincuentes. Hace unos días, entró la primera denuncia en la Comisaría. La presentó un vecino de la capital, quien alertó de que sus dos hijos, ambos menores de edad, habían sido asaltados por una banda de adolescentes. Relató que los ladrones abordaron a sus chicos, los rodearon para que no tuvieran posibilidad de escapar e hicieron valer su superioridad para desvalijarles todas sus pertenencias. Mientras unos intimidaban a las víctimas, otros procedían al cacheo. Les quitaron sus teléfonos móviles y el poco dinero en efectivo que llevaban en sus bolsillos.

Poco tiempo después, la historia se repitió con unos hechos prácticamente calcados. El mismo grupo de menores violentos, el mismo “modus operandi” y el mismo botín. Para entonces, la Policía Nacional ya había logrado identificar y detener a dos miembros de la banda. Después, fueron cayendo los demás, hasta completar una nómina de siete arrestos.

Dicen los investigadores que el “cabecilla” es un chico de 17 años, que ya ha tropezado más de una vez con la Justicia. Hace unos días, pisó un calabozo también por un robo y ya cuenta con antecedentes por malos tratos en el ámbito familiar desde antes de que comenzara a afeitarse el bigote. Las fuentes consultadas aseguran que es él quien elige y selecciona los objetivos y que los demás le obedecen ciegamente. Así ocurrió en el primero de los robos denunciados. Al parecer, el líder ordenó a sus secuaces que le consiguieron un teléfono móvil inteligente, porque el suyo se había estropeado.

Los siete detenidos fueron puestos a disposición de la Fiscalía de Menores como presuntos autores de dos delitos de violencia e intimidación. Se decretó que fueran puestos en libertad con cargos y ya se ha abierto el correspondiente expediente de reforma contra ellos, tal y como explican las fuentes consultadas. Dicen quienes han tratado con ellos que la mayoría proviene de familias desestructuradas, que entran y salen de centros de acogida, que ya se han olvidado de la escuela y que están acostumbrados a vivir en la calle. “Van a mil por hora. Solo quieren imponer su ley, sin importarles nada más”, explica un agente que ha intervenido con ellos en más de una ocasión. La Policía ha logrado, ahora, echarles el freno para que no sigan incrementando esa alocada carrera de aprendices de delincuente.

Fuente: diariojaen.es

About YoArnold83

Nacido en Jaén y criado en Pegalajar, amante de la naturaleza, el deporte, la tecnología...
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment