Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


Está previsto que la presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, inaugure Expoliva a las doce del mediodía. Una hora antes se abrirá el Simposio Científico y Tecnológico, en el que cientos de científicos comenzarán a debatir sobre los últimos avances sobre oleicultura, técnicas agronómicas, producción de aceite en la almazara, vías de negocio en el oleoturismo, el nexo entre el zumo de la aceituna y la salud y caminos de la sostenibilidad.

Expoliva muestra la evolución de las ferias durante el siglo XXI y da a Jaén el “mando” de la nave que conduce al olivar hacia el futuro. Hace unos años, en las exposiciones comerciales, se iba a comprar y a vender. O se llevaba dinero para hacer allí mismo la operación —se daban señales o se pagaba el género de manera íntegra— o se cerraban los contactos. Por eso, cuando se hacía balance —pasó en las últimas ediciones de Expoliva—, hasta se hacían estimaciones del negocio que había movido o generado la feria comercial.

En cambio, Expoliva lleva la bandera de las nuevas generaciones de ferias y se convierte en un foro con cientos de negocios y millones de ideas que comienzan a interactuar para generar riqueza, progreso y futuro.
Y así se crea un espacio casi mágico entre miles de agricultores que llevan, cada uno, unas cuantas ideas: ver nuevos envases, contratar seguros, constatar vías de financiación, comprobar nuevas máquinas o ver lo que hacen en otras fábricas, entre otras. Y se juntan con las ideas de los científicos, que quieren divulgar sus avances para producir más virgen extra, ahorrar agua, abonar mejor o controlar telemáticamente las fincas; o con las ideas de los empresarios, que llevan nuevas máquinas, pretenden fijar vías de colaboración con otras empresas, hablar con agricultores, contactar con almazaras. Cada uno lleva sus ideas y comienza a ponerlas en marcha. Y así se crean un gran espacio del conocimiento en el que unas ideas interactúan con otras para generar sinergias, alianzas, conocimiento, cooperación y dinamismo. Por eso, Expoliva ha dado el salto y ha conseguido convertirse en una feria moderna, en la que las ideas prevalecen al negocio puro y duro, que llegará después.

El presidente de Ferias Jaén, José Castro, compareció ayer para dar el último repaso. Destacó el empleo que generará Expoliva y dijo que, pese a que a primera hora de la tarde aún quedaba mucho por hacer, la feria se montaba sin incidencia alguna. “La novia no está pintada y guapa hasta el final”, dijo. Expoliva contará con cuatro carpas —dos para empresas, una para los encuentros de Geolit y otra más para Degusta Jaén—. Son 1.200 metros cuadrados más que hace dos años. José Castro insistió en que se habilitarán nuevos espacios para 2017. Solo en la organización habrá 300 personas, más todas las azafatas y el personal que contratan los 274 expositores. Más del 30% debuta. Precisamente, la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ya ha confirmado que mañana, a partir de las diez, estará en Expoliva. Hoy comienza y nadie se la quiere perder.

Fuente: diariojaen.es

About YoArnold83

Nacido en Jaén y criado en Pegalajar, amante de la naturaleza, el deporte, la tecnología...
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment