Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


Las cinco mujeres y cuatro hombres que conforman el jurado popular encargado de juzgar el crimen de Las Fuentezuelas han declarado culpable de asesinato con el agravante de ensañamiento a Luis Manuel C. R. por la muerte de Juan de Dios Espinosa en 2013. Asimismo, el jurado le ha declarado inocente del delito de hurto y ha rechazado también el agravante de alevosía.

Una vez leído el veredicto, el Ministerio Fiscal ha pedido la imposición al acusado de 16 años de prisión por el delito de asesinato con el agravante de ensañamiento, mientras que las dos acusaciones particulares en representación de los familiares del fallecido han elevado su solicitud de penas hasta los 20 años de prisión.

Por su parte, la defensa del acusado, que ya ha anunciado el recurso contra la sentencia por no compartir el veredicto, ha pedido la pena mínima que se sitúa en 15 años de prisión.

En cuanto a las indemnizaciones en concepto de responsabilidad civil, las acusaciones particulares se han adherido a la cuantía de 200.000 euros que reclama el Ministerio Público para los dos hijos y la exmujer de la víctima.

Los hechos, según ha quedado recogido en el veredicto del jurado, sucedieron sobre las 22,30 horas del 30 de enero de 2013 cuando el acusado se encontraba en el domicilio de Juan de Dios Espinosa y se enzarzó con éste en una pelea que desembocó en la muerte de Juan de Dios Espinosa cuyo cadáver presentaba 53 heridas de arma blanca, así como numerosos golpes concentrados en el rostro y la cabeza.

Es en el elevado número de lesiones en lo que se ha fijado el jurado para considerar probado el agravante de ensañamiento ya que han considerado y así ha quedado recogido en el acta que "le provocó mayor sufrimiento del necesario para causarle la muerte".

También ha rechazado el jurado la coartada del acusado en la que aportaba la grabación de una cámara que situaba en un pub a Luis Manuel C. R. a la misma hora en la que la autopsia dató la muerte de la víctima. Para rechazar esta prueba se han apoyado en la declaración de los forenses que afirmaron que la hora de la muerte tenía un margen de error de entre dos y tres horas por delante y por detrás. Es por ello por lo que consideran que Luis Manuel C. R. pudo cometer el crimen antes de llegar al club.

Además, recoge el jurado que en el lugar del crimen se localizaron numerosas huellas del acusado, incluida una con restos de sangre de la víctima. Asimismo, una de las uñas del fallecido tenía restos cuyo AND coincide con la del acusado.

Una vez leído el veredicto, será el magistrado presidente, Saturnino Regidor, el encargado de dictar la sentencia teniendo en cuenta las peticiones que han realizado las partes.

Fuente: ideal.es

About YoArnold83

Nacido en Jaén y criado en Pegalajar, amante de la naturaleza, el deporte, la tecnología...
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment