Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


Los efectos que se derivan tras la desecación son múltiples. Todos estos efectos económicos, medioambientales y paisajísticos se traducen en un fuerte golpe sobre los elementos que históricamente han constituido los emblemas de la identificación de los pegalajareños con su pueblo y de las poblaciones vecinas para con Pegalajar, por lo que desde el principio la pérdida del agua será contemplada como un auténtico atentado contra la existencia de Pegalajar como pueblo, como colectividad con especificad propia sustentada en el compartir de una historia, unos recursos, unas formas de vida, unas formas culturales peculiares y diferenciadas. El impacto sufrido por la desecación dio lugar a una toma de conciencia de la gravedad de la misma y, como consecuencia, la agresión que esto representaba para la existencia de Pegalajar mismo como pueblo.

BALSAS DE ALPECHÍN

Son zonas de depósito de los residuos procedentes de la extracción del aceite de oliva. Producen un gran impacto visual, malos olores y debido a la permeabilidad del terreno pueden provocar contaminación del suelo y aguas subterráneas.

Cuando hablamos de la contaminación del suelo y de las aguas subterráneas hay que tener en cuenta la difícil recuperación de estos elementos (por ejemplo, el tiempo de renovación de un agua subterránea ronda los 7 años ) y la importante pérdida de capacidad que sufre el suelo.

Para hacerse una idea del alto poder contaminante del alpechín, debe tenerse en cuenta que el procesado de 1.000 kg. de aceituna provoca una contaminación equivalente a una población de 500-1.000 habitantes.

E.D.A.R.

La Estación de Depuración de Aguas Residuales ( EDAR ), encargada del tratamiento de las aguas residuales de Pegalajar, se encuentra en el centro de la Huerta. Su situación provoca un gran impacto paisajístico, malos olores; además las conducciones necesarias han producido un gran deterioro de los accesos.

BALSAS DE AGUA

Su función es el almacenamiento de agua para su posterior uso en el regadío. La construcción de estas balsas tiene diversos efectos negativos como el importante impacto paisajístico y el daño que para el suelo provoca la construcción de las conducciones necesarias.

Es importante señalar el uso del agua de una de las balsas, usada no para el riego de la Huerta sino llevada a otra balsa situada fuera del sistema para regar zonas de olivos tradicionalmente de secano.

ELEMENTOS DISCORDANTES:

- Vallas metálicas.
- Tendidos eléctricos.
- Construcciones no típicas.

Dentro de la zona declarada como lugar de interés etnológico estos elementos provocan ciertos impactos negativos por:

- No respetar las construcciones típicas de la zona.
- No utilizar materiales acordes con el medio.
- Provocar un gran impacto visual.
- Impedir el paso de diferentes animales.

DETERIORO DEL SISTEMA

La falta de agua y las importantes fluctuaciones de unas épocas a otras han provocado un deterioro general del sistema y eso ha generado cambios en los cultivos típicos de la Huerta, destacando el auge del olivar en detrimento de los productos tradicionales de cultivo.

Esta escasez implica también que los elementos más frágiles del sistema (acequias, molinos, bancales ...) pierdan su uso y progresivamente su valor.

VARIANTE ( CARRETERA DE CIRCUNVALACIÓN DE PEGALAJAR)

La variante es un elemento que fragmenta el hábitat y divide la Huerta en dos zonas, siendo la más cercana al pueblo la zona reconocida como lugar de interés etnológico y por tanto estando protegida. Sin embargo la zona que queda por debajo de la variante, está excluida de la declaración, careciendo de reconocimiento, salvo un paraje aislado (Valdelascuevas). Este hecho ha provocado ciertas diferencias entre ambas zonas, como por ejemplo en la construcción y evidentemente en la protección.

About YoArnold83

Nacido en Jaén y criado en Pegalajar, amante de la naturaleza, el deporte, la tecnología...
«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment